jueves, 22 de agosto de 2013

La segunda mirada, visión de Coaching y PNL

Niveles de percepción, niveles de conocimiento.

Consulta de Coaching y Psicoterapia (Gestalt, PNL, Hipnosis Ericksoniana…) en Sabadell. 

Telf. 615.56.45.37; mail: jspguasch@gmail.com

Empecemos con un chiste:

Unas amigas que se encuentran, después de mucho tiempo, se explican entre ellas  cómo les va la vida a sus hijos: una está encantada con la suerte de su hija pues se ha casado con un joven  trabajador, que sale temprano de casa y llega tarde, cumplidor, exquisito; su hija se levanta lleva a su hija al colegio, luego se va al gimnasio, llega a casa, prepara la comida (aunque tiene una asistenta que la ayuda), luego por la tarde se va a tomar el café con las amigas,  los  martes y jueves va a un curso de macramé, miércoles y viernes hace yoga, luego va a buscar a su hija... total, que está encantada con la suerte que ha tenido su hija con su marido. 

Esta, cuando finaliza, le pregunta a su amiga por la suerte de su hijo, ésta última le  responde.... ¡buufffff!!! mi hijo, ¡ya sabes como es de trabajador!, pues se ha casado con un pendón de mujer... mi hijo trabaja desde muy temprano y llega tarde a casa, su mujer no hace nada en todo el día, no trabaja, tiene una asistenta en la casa y, para no aburrirse, va al gimnasio,  a tomar café con las amigas y a gastar el dinero en cursos que no sirven para nada, lo único que hace es llevar y traer a la niña del colegio...!

Nuestras interpretaciones de la realidad nos revelan al mundo, a la vez que lo construyen. Todo depende de cómo lo miremos, desde dónde lo miramos (yo observador)  y hacia dónde dirigimos nuestra mirada (objeto/ivo)

Voy a intentar aclarar y concretar algo más esta metáfora de la segunda mirada. Para ello utilizaré el modelo del coaching transformacional (en lo que a este aspecto se refiere inspirado en el ontológico),  me apoyaré también en otros modelos como el de la PNL, la meditación  oriental (dado que en Oriente también hay distintas escuelas con diferentes versiones, me basaré en las palabras del místico Osho por ser algo más accesible a Occidente) y el del chamanismo
Inteligencia Emocional. Más información en este enlace.
A medida que avanzamos en el conocimiento del ser humano, avanzamos en la convicción de que no somos seres permanentemente inmutables, quizás haya en nosotros algunos límites que de momento no nos atrevemos a cuestionar, pero también esto será cuestionable en algún momento.

Desde el psicólogo académico más ortodoxo hasta el terapeuta New Age más rompedor, convenimos en que somos seres en continuos procesos de aprendizaje, y esto atañe también a la conducta, aptitudes y actitudes.Empecemos por aceptar el apriorismo de que somos observadores de la realidad.

El biólogo Humberto Maturana , llega a afirmar que  "el lenguaje es lo que constituye al ser humano porque es lo que le hace ser el tipo de ser que es" , podemos comprender mejor este aserto si entendemos el modo sencillo pero sutil en que interpretamos continuamente la realidad, vimos este aspecto en un artículo anterior.

Sin embargo Maturana va más allá, una vez hemos hecho nuestra una interpretación de la realidad (y en realidad esta es una interpretación previa de la que solemos partir,  pero  no interpretamos la "realidad", sino que interpretamos lo que observamos de la realidad y esta observación está mediatizada por numerosos filtros), esta se constituye en una creencia firme, y lo que es más preocupante, ya no somos nosotros quienes poseemos a la creencia, sino más bien es la creencia la que nos posee, y desde ella traducimos  el mundo, a los demás y a nosotros mismos, pues está en el cimiento de toda creencia ser una generalización.  Aquí es donde radica la importancia de la pregunta en el modelo del coaching, la pregunta constituye un modo de desafiar las interpretaciones que subyacen (como un apriorismo invisible) a la descripción continua que hacemos de la realidad. 
Nutrición, salud mental y bienestar emocional. Click Aquí

En realidad no podemos decir que alguien posea la Verdad sobre la realidad (por lo menos hasta donde yo sé y creo), el punto de vista más pragmático es el de aceptar esta visión y  asegurarnos que las creencias que sostenemos acerca de la realidad son grandes creencias que nos ayudan en vez de imposibilitarnos, y desde aquí intentar mejorar nuestra modesta subjetividad. 

Volvamos al chiste del principio, esas dos señoras podrían ser consuegras definiendo más o menos luminosamente a cada miembro de la pareja en función de su identidad, del tipo de observador que son,  madre del joven o de la joven; es aquí donde radica la gracia de muchos chistes, los distintos niveles desde los que puede interpretarse la realidad. Vayamos a un ejemplo más conocido. El tan manido de la botella medio vacía o medio llena: 

Te invito a volver a lo expuesto anteriormente, las creencias que construimos lo son acerca de nosotros mismos, de los demás y de la realidad en general.... Si  tiendo a ver la botella medio vacía...

    - ¿Qué definición implícita revelaré de mí  mismo?
    - ¿Qué esperaré del mundo?
    - ¿Qué tipos de relaciones iniciaré y sostendré en función de las expectativas que
       proyecte en los demás?

    - En función del tipo de observador que soy, ¿hacia dónde dirijo la mirada en mi, hacia
      dónde en el mundo y  hacia dónde en los demás?

     - Y después de todo esto... ¿qué cabe esperar de positivo y qué de no tan edificante en
       mi vida si mantengo este tipo de mirada en la botella medio vacía o incluso en la medio        llena?

Sé  que estoy simplificando mucho, el ejemplo es válido sólo como ejemplo para ilustrar y admite a posteriori muchos matices si lo asumimos como una realidad completa, pero como esto pretende ser apenas un esbozo de una sesión de coaching, no os facilitaré mis respuestas de momento, pero sí me gustará recibir vuestras impresiones  pues a fin de cuentas....

    - ¿Desde qué lugar de mí mismo veo la realidad y, por lo tanto, a qué partes de mí les       concedo el protagonismo en mi vida?

www.josepguasch.com

Te invito a participar ampliando ideas, aportando sugerencias,  comentarios adicionales o compartiendo tus dudas,  en el apartado al pie del blog.


Meditación Ho'oponopono. Para mejorar la vida. Más información siguiendo este enlace.
Anterior artículo: Ser hombre y la masculinidad consciente.
Anterior artículo relacionado: Pared, árbol, serpiente
Siguiente artículo: Enfermedad psicosomática, psicología positiva, el subconsciente y la sombra.

Si estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia, puedes ponerte en contacto conmigo a través de:

jspguasch@gmail.com; Web: www.josepguasch.com: telf. 615.56.45.37


También puedes solicitar mi boletín informativo gratuito que te remitiré periódicamente con artículos e información interesante  y práctica,  así como sobre próximas convocatorias, actividades y cursos:

Petición de boletín informativo           

Si conoces a alguien que pudiera estar interesado, ¡comparte esta información!.

www.josepguasch.com

Mi blog: Josep Guasch, coaching y psicoterapia            





miércoles, 14 de agosto de 2013

Ser hombre y la masculinidad consciente

La elusiva esencia de la identidad masculina

Consulta de Coaching y Psicoterapia (Gestalt, PNL, Hipnosis Ericksoniana…) en Sabadell.  
Telf. 615.56.45.37; mail: jspguasch@gmail.com

En el prólogo al libro “Reconstruir la identidad masculina” de Daniel Gabarró, el sociólogo Óscar Guasch dice lo siguiente:

“A lo largo del siglo veinte, las mujeres, las personas de raza negra, los pueblos colonizados, los gais y las lesbianas han transformado la sociedad.... La pregunta que podemos hacernos es: ¿dónde estaba la mayoría de los hombres en aquellos momentos? ¿De qué tipo de cambios eran los protagonistas? Como hombres, ¿cuáles han sido las aportaciones al desarrollo y a la mejora  social?

La respuesta es: los hombres, al menos los blancos heterosexuales, no estábamos en ninguna parte porque nosotros éramos la norma y el punto de referencia y por ese motivo era innecesario hacer nada.
 

Esta estrategia de inmovilismo personal y colectivo ya está agotada: no sirve. El mundo ha cambiado tanto y tan rápidamente que los hombres, queramos o no, tenemos que espabilarnos.”

Cómo hablar en público. ¡Click Aquí!
Estoy plenamente de acuerdo con el último párrafo del texto,  también en el fondo del resto si bien considero que la forma en que se relata no contribuye a crear un contexto adecuado para lo pretendido; en este y siguientes artículos me gustaría matizar otros aspectos acerca de esta masculinidad consciente con la que algunos, más o menos acertadamente,  trabajamos. 

Desde la sociología, la antropología, la política, la economía y otras disciplinas se están procurando distintas aproximaciones a “qué es y significa ser hombre”; mi acercamiento es muy próximo a una visión psicológica sobre el descubrimiento de la verdadera identidad masculina, y utilizo expresamente las palabras descubrimiento e identidad, básicas desde mi sensibilidad; no excluyo las anteriores visiones, pero sí entiendo que el énfasis, tal y como están las cosas, debe recolocarse en una visión más íntima acerca del sentir del hombre actual.

Bien sea que la aparición de la humanidad se deba a alguna casualidad cósmica (una broma de mal gusto como a algunos les gusta decir), bien sea que exista dirección y significado en este “jaleo”  que estamos organizando en este  maravilloso planeta, lo cierto es que la humanidad evoluciona y no sólo nos adaptamos, sino que también pretendemos manejar y manipular la Naturaleza y la Vida, en esta interacción continua, el auto-descubrimiento es un proceso básico. 

¿Quién soy yo? es la pregunta que subyace a lo largo de la historia de la humanidad y resuena con el misterio de la propia identidad. La Identidad es el vértice desde el que se construyen otros niveles básicos de la experiencia vital.  Los valores y las creencias, las capacidades y las conductas se verán modificadas en función de la definición de nuestra identidad; del mismo modo interactuaremos en diferentes entornos o, incluso, impulsaremos modos distintos de relacionarnos con lo transpersonal y espiritual desde esa definición secreta pero no por ello menos presente, y es precisamente en virtud de la mayor o menor consciencia que tengamos de ella, que ejercerá una influencia más enriquecedora o más abrumadoramente velada.

Y de identidad masculina y femenina hablamos cuando hacemos las distinciones entre uno y otro género. Pero demos unos pasos atrás para partir de algo previo. Una distinción típica desde la que empezar,  es la diferenciación entre género y sexualidad. La sexualidad viene definida por los caracteres sexuales primarios (pene - vagina) desde la infancia y matizada por la aparición de los secundarios a partir de la adolescencia (cambios en el tono de voz, la disposición del vello, masa muscular,  grasa corporal, y el afianzamiento de los órganos sexuales y sus distintas respuestas fisiológicas).

El género es una construcción social que determina la expectativa, lo que se espera, de un hombre o mujer... y es en función de estas expectativas sociales desde las que se han construido y, posteriormente, impuesto exigencias y esperanzas... y muchos desaguisados. 
Cómo dejar el alcohol. ¡Click Aquí!

Cierto es que el modelo patriarcal imperante en la sociedad, ha visibilizado una posición de privilegio del hombre sobre la mujer. Pero el poder más corrosivo es el invisible, aquel que ejerce una influencia secreta y, especialmente, cuando se disfraza de privilegio.

El sistema patriarcal se apoya en la idea del macho - poderoso en función de su fuerza; hay en esto algunas verdades físicas asociadas a los caracteres sexuales secundarios que no pueden obviarse. Tampoco creo  que sea esto reprobable (contrariamente al repudio manifiesto de algunos sectores tanto masculinos como femeninos); lo que sí es reprobable es el que esta cualidad de fortaleza y unilateralidad sea el factor determinante mediante el cual el poder se instale. Es obvio que en función de la supremacía de este valor, la mujer ha sido injustamente relegada a un segundo plano, pero tan aparente poder masculino se ha vuelto contra el hombre... aunque no lo parezca.

La masculinidad que dibuja el sistema patriarcal exige al hombre (expectativa de género) una constante exposición,  y yo diría que hasta exhibición,  de este tipo de fuerza unidireccional, una de las sombras de esta supremacía es la negación de la propia  vulnerabilidad, tanto ante la mujer ... como frente a los compañeros/hombres ante los que levantamos auténticos muros de competitividad y desconfianza, lo que desemboca en una incompetencia, cuando no auténtica castración emocional.

En el trabajo sobre la masculinidad que comparto con algunos compañeros,  procuramos observar el aspecto luminoso y matizado de este poder y fuerza unidireccional que de momento he definido muy someramente, negarlo es negar nuestra masculinidad inherente, reforzar sus aspectos luminosos, es construir canales de manifestación creativa. 

Examinaremos en sucesivos artículos diferentes cuestiones y  modalidades de trabajo, invito especialmente a los hombres que queráis aportar a hacerlo y, cómo no, a las compañeras/amigas que queráis enriquecer el diálogo con vuestras  aportaciones, siempre con la intención de sumar en vez de combatir.  Podéis aportar vuestras sugerencias o comentarios adicionales en el apartado al pie del blog.

www.josepguasch.com


Dejar de fumar definitivamente, con hipnosis. ¡Click Aquí!

Anterior artículo: Cómo aumentar la conciencia de la realidad interior. 
Siguiente artículo: La segunda mirada, visión de coaching y pnl

Si estás interesado en un proceso de coaching o psicoterapia, o formar parte de un grupo de hombres, puedes contactar conmigo a través de mi teléfono: 615.56.45.37, o bien por  mail:   jspguasch@gmail.com

Puedes solicitar mi boletín informativo gratuito que te remitiré periódicamente con artículos e información interesante  y práctica,  así como sobre próximas convocatorias, actividades y cursos:

Petición de boletín informativo            

Si conoces a alguien que pudiera estar interesado, ¡comparte esta información!.

www.josepguasch.com

Mi blog: Josep Guasch, coaching y psicoterapia            





miércoles, 7 de agosto de 2013

Cómo aumentar la conciencia de la realidad interior

La percepción subjetiva interna nos abre a un campo de nuevas posibilidades
Consulta de Coaching y Psicoterapia (Gestalt, PNL, Hipnosis Ericksoniana…) en Sabadell. 
Teléfono: 615.56.45.37; Mail: jspguasch@gmail.com

“Las palabras, ya sean habladas o escritas, no parecen jugar ningún papel en el mecanismo de formación de mis pensamientos. El lenguaje que parece prevalecer en la articulación de pensamientos, son ciertos símbolos e imágenes que pueden ser reproducidas y combinadas a voluntad.

Albert Einstein

Exploramos en dos artículos anteriores,  nuestras zonas de conciencia hacia el mundo interior y hacia el mundo exterior, incluso estuvimos experimentado con algunas posibilidades diferentes para nuestras pautas habituales de percepción.  

En teoría percibimos algo que es real (o consensuamos como real aun cuando incluso la objetividad este consenso es discutible) “fuera” o “dentro” de nuestra piel. Ahora bien, para la mayoría de los mortales, aquí se dispara otro proceso, la fantasía; es decir, el pensar, imaginar, especular, recordar, asociar etc.... acerca de lo percibido.

Esta zona de nuestro darnos cuenta habla claro y fuerte acerca de nosotros mismos, pero no siempre sabemos escuchar,  pues nuestra fantasía distorsiona la realidad de nuestro mundo anímico (¿recuerdas lo distinta que suena tu voz cuando te escuchas en una grabación...?)

La meditación Ho oponopono, para mejorar la vida. ¡Click Aquí!
 Desarrollo de la percepción interna, (fantasía) ahondando en ella 

En este ejercicio ahondaremos en nuestra capacidad de despertar a nuestro mundo interno, y  también exploraremos y ejercitaremos nuestra capacidad de percepción subjetiva interna. Recomiendo realizar durante unos dos días previos el ejercicio expuesto en el anterior artículo: Conciencia somática y contacto en el mundo exterior.

A continuación ponte cómodo, mantén los ojos cerrados y realiza un breve ejercicio de relajación (si no conoces ninguno aquí encontrarás uno

Empezaremos con la vista:

Con los ojos cerrados, utiliza tu imaginación para visualizar el color rojo, imagina que lo tienes delante de ti, como en una pantalla de cine... obsérvalo durante un tiempo y, acto seguido, sumérgete en él como si entraras en la pantalla de cine, y todo tu campo de “visión” fuera un fluido rojo... En esa atmósfera de color rojo... ¿qué sentimientos, emociones, pensamientos, recuerdos,  sensaciones corporales y asociaciones de todo tipo  etc....? se disparan. Procura ser tu mism@ sin dejarte llevar por convenciones del tipo “rojo pasión”, aunque si aparece la pasión, tal cual, bienvenida sea... Date cuenta que todo lo que aparezca asociado al color rojo es fruto de tu fantasía... y bienvenida sea la fantasía, pero... es fantasía.
Practica con los siete colores del arco iris: Rojo, naranja, amarillo, verde, azul, añil y violeta; añade otros si lo deseas, da rienda suelta a tu imaginación.  

Cuando hayas practicado unos días y ya consideres que tienes cierto nivel de pericia, puedes seguir visualizando cualquier objeto, por ejemplo empezar por uno sencillo, una rosa, primero de color rojo, luego la cambias a verde, después amarillo, azul.... etc....  Puedes,  más adelante, hacer el ejercicio algo más complejo e incluir varios colores (pistacho vivo con naranja eléctrico por ejemplo) o ¡incluso puedes imaginar la cara de tu jefe de color verde echando humo de color rojo por las narices....! (¿qué ha despertado en ti esa posible imagen?) 

Practica y juega con tu capacidad de visualizar y de construir imágenes. Puedes seguir con figuras geométricas regulares y después irregulares, primero sin color y luego añadiendo colores... 

Sigue practicando ahora con imágenes más complejas, por ejemplo el rostro de una persona conocida, un  paisaje, escenas..... Para esto recomiendo (aunque no es imprescindible) mirar  una fotografía, cuadro, o dibujo de lo que deseas visualizar y, acto seguido, cierra los ojos y evoca esa imagen; cuando lleves unos segundos, vuelve a abrir los ojos y observa de nuevo la fotografía o imagen....

Inteligencia emocional. ¡Sigue este enlace!
¿De qué te has dado cuenta que has obviado en tu visualización?

Repite el proceso unas cuatro o cinco veces.

Puedes ampliar este ejercicio con el “mirar”, mirar en vez de ver. Por ejemplo mirando por la ventana, paseando, hablando con alguien (cuidado aquí,  que no se te note mucho), mirando la tele (poco recomendable pero, en fin...) ”, ¿qué diferencia existe en tu percepción cuando aplicas intención y atención a tu mirada?
 
Sigue practicando este mirar consciente, no ya como un acto automático, sino involucrando en él más conciencia, más intención. Puedes observar en un mismo objeto o paisaje el conjunto de una sola ojeada, después céntrate en los detalles, ¿con qué tipo de mirada te sientes más cómod@ y cuál requiere de ti cierto esfuerzo?

Este ejercicio,  los anteriores y los que seguirán, aún cuando los practiquemos como un juego, ayudan al despertar de nuestro “darnos cuenta” y reportan otros beneficios como la capacidad de disfrutar de un universo más rico en matices y posibilidades, además de afinar tu capacidad de visualizar, y esto último es muy importante tal y como veremos más adelante. 

Seguiremos en este paulatino despertar en sucesivos artículos. Hasta entonces que tengáis unas inspiradoras visiones.

www.josepguasch.com

Te invito a participar ampliando ideas, aportando sugerencias,  comentarios adicionales o compartiendo tus dudas,  en el apartado al pie del blog.


Salud y vitalidad con la dieta alcalina. ¡Sigue este enlace para más información!
Anterior artículoExiste el aprendizaje pero, ¿existe la enseñanza?
Anterior artículo relacionado: Algunas sorpresas con la percepción del mundo externo
Siguiente artículo: Ser hombre y la masculinidad consciente. 
Siguiente artículo relacionado: La voz y el sabor de la conciencia (ejercicios de pnl y gestalt) 

Si estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia, puedes ponerte en contacto conmigo a través de:

Mail: jspguasch@gmail.com; Webwww.josepguasch.com: telf. 615.56.45.37


También puedes solicitar mi boletín informativo gratuito que te remitiré periódicamente con artículos e información interesante  y práctica,  así como sobre próximas convocatorias, actividades y cursos:

Petición de boletín informativo            

Si conoces a alguien que pudiera estar interesado, ¡comparte esta información!.

www.josepguasch.com

Mi blog: Josep Guasch, coaching y psicoterapia