martes, 1 de octubre de 2013

El olor y el tacto de la conciencia (ejercicios de pnl y gestalt)



Consulta de Coaching y Psicoterapia (Gestalt, PNL, Hipnosis Ericksoniana…) en Sabadell. 

Telf. 615.56.45.37, mail: jspguasch@gmail.com

Llegamos, con este,  al último de los artículos acerca de la conciencia e intervención en la fantasía interna. Trabajaremos el olor y el tacto con ejercicios basados en PNL (programación neurolingüística) y Gestalt. Fritz Perls, el creador de la terapia Gestalt,  solía decir “Dejen su mente y diríjanse a la sensorialidad“, para enfatizar la importancia de volver a tomar contacto con nuestra experiencia vital. 

Ahondemos ahora en el sentido del tacto.

Elige dos o más objetos de diferentes texturas; alguna pieza de metal, algodón, tejidos de distinta composición (lana y  fibra acrílica por ejemplo), tierra, madera, plástico.... Con los ojos cerrados, toma uno de estos objetos en tu mano y dirige tu atención a las sensaciones que despierta en tu tacto, haz lo mismo con todos los objetos que hayas escogido para tu práctica, distingue las diferencias, ahonda en las características que, desde el tacto, ocupan tu conciencia.

En una segunda fase, procura reproducir en tu percepción interna subjetiva,  la sensación del tacto de cada uno de los objetos, pero ahora sin tocarlos físicamente. Sigue probando con diferentes objetos y distintas texturas,

Llevar este ejercicio a tu día a día es sencillo, dirige tu atención, por ejemplo, a tus sensaciones cuando abrazas, acaricias o das la mano a una persona próxima (o no tan próxima); en el desayuno, la comida o la cena, seguro que puedes percibir las características táctiles al manipular una cuchara, un tenedor y un cuchillo, pero procura ahondar más en la experiencia, ¿qué tal distinguir por el tacto los pétalos de una rosa de los de una margarita? y no me refiero sólo al tamaño... ¿puedes distinguir el roce de la ropa en cualquier parte de tu piel? ¿puedes sentir tus piernas, nalgas o espalda en el contacto con una silla o sofá? sigue encontrando situaciones cotidianas y, ahonda en tu darte cuenta táctil, si el entorno no te lo impide, cerrar los ojos te ayudará a focalizar tu atención, pero si  no puedes, hazlo con los ojos abiertos.
Salud y vitalidad con la dieta alcalina. ¡Click Aquí!
Vivimos en una sociedad que hace del tacto y contacto corporal un tabú.... ¿Hasta dónde más puedes incluir este sentido?¿Hasta dónde más alcanza tu tacto a percibir distinciones?
¿Hasta dónde más estás dispuest@ a explorar?

Olfato

Puedes comparar perfumes, frutas, platos de comida, lugares, flores, personas (sí, personas...). Durante un tiempo, sólo tuve dos tarros idénticos para colocar el azúcar y la sal, aprendí a diferenciarlos a través del olor y el tacto y, efectivamente, huelen distinto,  y al tacto tambien se aprecian diferencias.

Puedes olfatear distintas habitaciones de tu casa... ¿percibes algún olor distinto en cada una? Si vives en familia, ¿observas diferencias relacionadas con las habitaciones de cada persona?, o incluso... ¿huele distinta una habitación antes y después de haber entrado en ella alguien? 

¿Sabías que el olor estimula la parte más primitiva del cerebro? Prueba con distintos olores y date cuenta de las diferentes respuestas emocionales que en ti genera cada uno de ellos. Deja rienda suelta a tu imaginación y reinventa el ejercicio comparando con los anteriores,  descubre nuevas formas de ahondar en tu experiencia sensorial.

Conclusiones

Este ejercicio y los anteriores (encontrarás dos enlaces al final del artículo) facilitan el estar presente en nuestra realidad de un modo más directo, menos distorsionado por nuestro continuo parloteo mental. Obviamente, centrarse solamente en la experiencia sensorial, también nos ayuda a desconectar de la mente y los pensamientos automáticos recurrentes que a menudo la invaden.

Despejar y sensibilizar los canales de los sentidos también nos hacen más receptivos a informaciones no evidentes, pero no por ello ausentes.
Sueño profundo, curar el insomnio. ¡Click Aquí!
En el terreno de la consecución de objetivos, la construcción imaginada de un propósito específico, con una plena participación sensorial, estimula la sensibilidad para percibir, en nuestro entorno, oportunidades que nos acercan a lo pretendido. Y no se trata necesariamente de una cuestión esotérica o energética,  sino más bien de una colaboración armoniosa de los dos hemisferios cerebrales y de la sensibilización del subconsciente con sus capacidades creativas.

En realidad si tuviéramos que tomar consciencia de todos los estímulos que llegan a nosotros, desde el mundo de “ahí afuera”,  literalmente se nos freirían las neuronas. Es por ello que una zona  de nuestro cerebro conocida como  la formación reticular se encarga, entre otras cosas, de seleccionar y filtrar de nuestro mundo externo, aquellos estímulos que nuestro cerebro tiene “etiquetados” como importantes o con lo que nos identificamos; es decir, prioriza aquello a lo que le damos relevancia y tiene una notoria "presencia" interior. 

No se trata de algo tan extraño, por ejemplo cuando una pareja espera un hijo, curiosamente “aparecen” bebés y más bebés por todas partes, o un zapatero de profesión (y vocación), será especialmente sensible a los zapatos originales y/o desastrosos de las personas con las que se cruza, y así podríamos seguir.

Para sensibilizar de este modo especial a nuestro cerebro, este necesita datos específicos relacionados con los cinco sentidos, cuanto más definido esté un objetivo en cuanto a imagen, tacto, olor, olfato e incluso sabor (además de sentimientos), mayor motivación incorporamos a nuestro sentir y más sensibles seremos a percibir oportunidades en esa dirección.

Este ejercicio forma parte de lo que en Coaching (personal y las modalidades del profesional) se conoce como la construcción de la Visión. Ocurre sin embargo, que en nuestra cultura,  predominantemente audiovisual, olvidamos los otros tres sentidos y el sentir emocional, que también impactan a nuestro subconsciente. 

He visto a algunos empresarios ARCHIVAR en magníficos dossieres  los trabajos sobre Valores, Misión y Visión que algún coach o consultor les recomendó en algún momento. La cuestión es...  ¿qué haces con la visión ahí encerrada?, ahí también nos delata el subconsciente...

www.josepguasch.com

Te invito a participar ampliando ideas, aportando sugerencias,  comentarios adicionales o compartiendo tus dudas,  en el apartado al pie del blog. 
Programación para el éxito, la autoestima, conseguir objetivos. Más información siguiendo este enlace.

Anteriores artículos relacionados: La voz y el sabor de la conciencia.
                                                     Cómo aumentar la conciencia de la realidad interior.

Si estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia, puedes ponerte en contacto conmigo a través de:

Mailjspguasch@gmail.com; Webwww.josepguasch.com: telf. 615.56.45.37

También puedes solicitar mi boletín informativo gratuito que te remitiré periódicamente con artículos e información interesante  y práctica,  así como sobre próximas convocatorias, actividades y cursos:

Petición de boletín informativo            

Si conoces a alguien que pudiera estar interesado, ¡comparte esta información!.

www.josepguasch.com

Mi blog: Josep Guasch, coaching y psicoterapia